Feb. 5, 2019

The Ethicist

Un amigo fue recientemente diagnosticado con mieloma múltiple, un tipo de cáncer que se origina debido a la presencia de células plasmáticas malignas. Hay usualmente un dolor significativo asociado con esta condición, y mi amigo había sido tratado con altas dosis de diferentes combinaciones de opiáceos, adicionalmente a la quimioterapia. Mi amigo vive en Colorado, donde él podría acceder fácilmente a la marihuana medicinal, y le preguntó a su oncólogo si podría añadir esto a su régimen con la esperanza de disminuir su dependencia a los opiáceos. El oncólogo le dijo que se negaba a tratarlo con cualquier forma de cannabis. Dada su cobertura del seguro, mi amigo no tiene la opción de cambiar de doctor.

El Instituto Nacional de Cáncer establece que la cannabis puede beneficiar a pacientes que sufren de efectos colaterales relacionados al cáncer. Cannabis es recomendada rutinariamente para pacientes que pacientes de cáncer mejoren su apetito, disminuyan la náusea y alivien su dolor. La literatura médica es bastante consistente en cuanto a la eficacia y a los mínimos efectos colaterales de la cannabis, que ha se ha mostrado de ayuda especialmente a ayudar a pacientes a que disminuyan su dependencia a los opiáceos. Han habido algunos reportes de que la cannabis puede ser un valioso adjunto a la quimioterapia en pacientes con cáncer.

¿Es ético que un médico se niegue a darle cualquier tratamiento basado en cannabis a mi amigo? ¿Es ético que mi amigo no le informe a su oncólogo si elige usar cannabis?

D.A. Kinderlehrer, M.D.

Déjenme empezar con su pregunta acerca del derecho de los doctores a negarse al servicio. Los doctores en los Estados Unidos pueden ser legalmente obligados a tratar a pacientes en emergencias médicas. Sin embargo, aun así, los doctores pueden mayormente negarse al servicio – siempre y cuando ello sea consistente de cara los acuerdos con sus organizaciones de salud o de las redes de proveedores y si no está violando ninguna ley anti-discriminación. Hay escases de doctores en muchos lugares, pues los médicos – especialmente los que tienen las mejores reputaciones – a menudo dicen sinceramente que no tomarán más pacientes.

Mientras que los doctores no tienen la obligación de tomar pacientes, sí tienen obligaciones con los pacientes que han tomado. Sí, los doctores a veces “despiden” a los pacientes que encuentran desagradables, sobre demandantes o abusivos. Pero la Asociación Médica de los Estados Unidos incita correctamente a los doctores a asegurar la “continuidad de la atención” en estos casos- lo que implica asegurar que el paciente pueda tener otro médico. Dices que tu amigo puede acceder sólo a este único oncólogo. Eso es perturbante, de ser cierto. En un sistema médico decente, la posibilidad de cambiar doctores es un elemento central en lo que respecta a la autonomía del paciente. Una situación en la que un doctor puede despedir a un paciente pero esto no pueda ser en sentido inverso me resulta insoportable.

Como regla general, el incumplimiento es una justificación pobre para terminar la atención. Si este oncólogo tiene razones médicas para objetar el uso cannábico de tu amigo – si tiene preocupaciones específicas concernientes a las interacciones entre drogas, digamos – el debería explicárselas. (Estoy asumiendo que tu amigo no está metido en un protocolo experimental). Si es sólo que desaprueba el uso legal de la marihuana, es un abuso en la relación doctor-paciente. Los pacientes no están obligados a ayudar a sus doctores en demandas tiránicas, entonces no habría motivo moral para que tu amigo debiera informarle de su uso cannábico. De hecho, tu amigo podría querer considerar llenar una queja contra su oncólogo por hacerle esta amenaza.

Como asunto médico, aún así, no es una gran idea tener a un doctor que no sabe qué drogas estás tomando. Idealmente, tu amigo se enlistaría con un especialista en manejo de dolor o cuidados paliativos que pueda trabajar con su oncólogo. Tratar el dolor implica consideraciones subjetivas que lo hacen muy distinto que dar quimioterapia, que es por lo que los maestros en lo segundo flaquean en lo primero. Si tu amigo no llega a acuerdos con su oncólogo, el oncólogo está éticamente obligado a encontrarle otro.

 

Fuente: https://www.nytimes.com/2019/02/05/magazine/can-a-doctor-refuse-to-treat-a-patient-who-takes-cannabis.html