Traducido por CGDE de Seedsman, enlace original: https://blog.seedsman.com/the-surprising-benefits-of-raw-cannabis-edibles/

Ben Taub / 24 noviembre, 2020

Cualquiera que alguna vez haya hecho happy kekes sabe que no puedes simplemente echar un pedazo de tu cogollo a la mezcla y comerlo crudo, ya que, la cannabis necesita ser calentada para lograr psicoactividad. Aumentar la temperatura dispara una reacción química conocida como descarboxilación, lo cual resulta en la formación del tetrahydrocannabinol (THC), cannabidiol (CBD), y otros cannabinoides.

Es por este motivo que la mayoría de recetas de comestibles cannábicos requieren de alguna forma de cocina, ya sea en el horno o calentando la yerba en aceite. Sin embargo, lo que mucha gente no sabe es que la marihuana no-descarboxilada contiene un alto número de componentes beneficiosos que no están presentes en sus formas cocinada, fumada o vaporizada. Como tal, sus propiedades medicinales difieren de las de la yerba descarboxilada, la investigación sugiere que los crudos podrían ser mucho más efectivos para tratar determinadas condiciones.

¿Qué es la cannabis no-descarboxilada?

Dejando de lado el que popularmente la marihuana es casi un sinónimo de THC y CBD, la planta realmente no contiene estos cannabinoides en su forma cruda en lo absoluto. En su lugar, un cogollo natural está cargado de ácidos cannabinoides tales como el delta-9-tetrahidrocannabinólico (THCA) y ácido cannabidiólico (CBDA). Es la aplicación de altas temperaturas al fumar, vaporizar u hornear, lo que convierte a estos componentes en THC y CBD, al facilitar la degradación un grupo ácido carboxílico.

Esto significa que comer cannabis crudo no te elevará, pero te dará chance de experimentar los efectos de los cannabinoides ácidos de la planta

La paciente y activista de cannabis medicinal Sarah Godfrey, por ejemplo, ha logrado sobrevivir a un diagnóstico terminal de enfermedad de Crohn gracias a la marihuana, y en esa línea, le comentó a Seedsman: “personalmente creo que los ácidos cannábinoides de la planta son antiinflamatorios más poderosos (que los cannabinoides descarboxilados).”

“Siempre estoy intentando hacer aceites que contengan CBDA, THCA y CBGA, así como cualquier otro ácido de la planta que pueda añadir. Entonces, no descarboxilo mi marihuana para hacer aceite, como hace mucha gente.”

Esta perspectiva está respaldada por numerosos estudios científicos, incluyendo uno que halló que el THCA efectivamente trata la artritis reumatoide en ratones, previnientdo inflamación y daños en los cartílagos. Por otro lado, se reveló que el THCA es más efectivo que el THC al momento de añadirse al receptor llamado PPARy, del cual se sabe que regula procesos neuroprotectores importantes al inhibir la inflamación en el cerebro.

Beneficios saludables únicos

John Green fundó el banco de semillas Medical Marijuana Genetics y es uno de los más prominentes activistas por la cannabis medicinal en el Reino Unido. Él le contó a Seedsman que cree que un aceite de oliva infusionado con cannabis es considerablemente más terapéutico que fumarla o vaporizarla.

“No llevo el aceite de oliva a más de 45 grados, “explica. “De esta forma quemas algunos de los ácidos para obtener así cannabis mitad descarboxilada y mitad no-descarboxilada. Yo creo que tendrás una medicina mucho más efectiva con ambos que la que obtendrías con tan solo alguna de las dos.”

Green ciertamente tiene la experiencia para sustentar lo que dice por haber usado infusiones en aceite de oliva para tratar numerosos pacientes severamente enfermos. “Los resultados más increíbles que he visto han sido en un infante de cuatro años con leucemia a quien le di medicina, “cuenta. “Ese niño se recuperó completamente de leucemia mieloide con una solución que hice al descarboxilar un tercio del material cannábico – y creo que ni siquiera lo descarboxilé del todo.”

Aunque la investigación de las propiedades anti-cancerígenas de los cannabinoides ácidos es incipiente, la evidencia de su potencial como tratamiento empieza a crecer. Por ejemplo, un estudio halló que el CBDA inhibe la migración de las células de cáncer de pecho mientras que da de baja algunos genes asociados con el cáncer.

Cómo usar cannabis crudo

Godfrey dice que regularmente utiliza su cannabis crudo en jugo o lo pone en batidos, e insiste con que “los efectos mentales del jugo con cogollo crudo son muy positivos, si hubiera tenido la chance lo habría tomado cada uno de los días de mi vida porque me hace sentir muy bien mental y físicamente.”

“Es energizante y calmante, aunque no podría tratar dolor severo.”

Godfrey admite no ser la típica paciente de cannabis medicinal, lo cual explica su preferencia por cannabis crudo. “La mayoría de gente prepara sus comestibles al descarboxilarlo en kekes o en otros tipos de comida, para tratar dolor o problemas para dormir. Obviamente esto tiene un efecto mucho más sedante, pero yo sufro de fatiga severa y tiendo a desmayarme del cansancio si no ingiero THCA.”

“Un cogollo crudo es fantástico para la fatiga y potenciar el sistema inmune.”

Hacer jugos es una forma particularmente buena para consumir cannabis crudo ya que elimina la mayoría de la fibra de la planta que al cuerpo puede costarle digerir si es que no está cocinado. Si tienes una licuadora, el proceso es bastante sencillo. Lo único que realmente necesitas pensar es en qué cepas echar en tu desayuno líquido.

Generalmente, las cepas más altas en THC serán altas en THCA al consumirlo crudo, mientras que aquellas que son conocidas por su contenido de CBD, contendrán mucho CBDA. Godfrey dice que le gusta mezclar diferentes tipos para obtener la mayor cantidad de ambos de estos cannabinoides en forma ácida.

Esta imagen de arriba muestra los ingredientes del jugo de desayuno de Sarah, que contiene una mezcla saludable de fruta, vegetales y flores de cannabis crudas. Al seleccionar y mezclar los quimiovares adecuados, logra crear un jugo medicinal que abarca todas sus necesidades.

“Una planta de la imagen es la Super Silver Haze que tiene aproximadamente 16%-20% de THC y menos de 1% de CBD, las otras flores de la imagen son de Candida, que tiene 20% de CBD y 0% de THC,”dice. “Entonces, estoy mezclando dos cepas en mi jugo para tener el máximo de THC y CBD que pueda en prácticamente las mismas cantidades.

“El plan es tener la mayor cantidad de cannabinoides ácidos como sea posible.”