Traducido para CGDE de: https://merryjane.com/health/mushrooms-and-cannabis-worlds-safest-drugs

 

 

Cuando los defensores anti-droga hablan sobre sustancias que alteran la mente, suelen sugerir que un calo, viaje o inhalada te dejarán muerto en un hueco deseando haberte quedado solo en cerveza.

Los números, por supuesto, son enemigos de los prohibicionistas y traficantes del miedo, y una nueva serie de estadísticas del Global Drug Survey te brindarán munición de primera para refutar a los abstemios absolutos.

La encuesta anual recopiló información de 120,000 personas en 50 países, y cubre un amplio rango de criterios para considerar el uso de drogas, incluida la frecuencia del uso y sus efectos perjudiciales.

Luego de revisar la basta información, los artífices del estudio hallaron que las dos drogas naturales más populares eran, por mucho, las más seguras- siendo menor la tasa de mortandad por intoxicación con hongos mágicos que por ingestión accidental de hongos venenosos.

“Los hongos mágicos son una de las drogas más seguras del mundo,” dijo Adam Winstock, psiquiatra consultor en adicción y fundador de la Global Drug Survey, a Guardian. “La muerte por toxicidad de envenenamiento es algo de lo que casi no se ha oído- y los hongos más peligrosos suponen un riesgo mucho mayor si hablamos de daños serios.”

La cannabis quedó segunda en términos de seguridad, contra la metanfetamina y marihuana sintética – o sales de baño – que ocuparon los dos puestos más altos en peligrosidad.

Aun así, solo el 4.8% de los usuarios de metanfetamina y el 3.2% de los usuarios reportados de marihuana sintética requirieron tratamiento médico de emergencia, sugiriendo que las drogas en general no son tan mortales como afirman nuestros políticos. ¿Podría ser que la prohibición forzosa es, en sí, más peligrosa que el mismísimo uso de drogas?

Entonces, si alguien alguna vez trata de usar un argumento sobre seguridad para disuadirte de comer un par de hongos mágicos, por favor imprime copias de la Global Drug Survey y restriégaselo en el rostro.

 

Zach Harris es un escritor que reside en Philadelphia cuyo trabajo ha sido publicado en Noisey, First We Feast y la Jenkem Magazine. Puedes encontrarlo en Twitter como @10000youtubes quejándose sobre árbitros de la NBA.