Lego quiere cambiar el material que utiliza para fabricar los ladrillos de juguete amados por los niños alrededor del globo. Actualmente la compañía utiliza una resina plástica (estireno acrilonitrilo-butadieno) pero, para el 2030, quiere estar ya usando un material ambientalmente más amigable y rentable, de acuerdo con un reporte de Plastic News. Este material es plástico de cáñamo.

 

 

 

Lego generación cáñamo

 

El imperio de juguetes de Lego, con más de 57 años, fue contruido en plástico. Pero ahora, la gigante compañía de juguetes danesa está invirtiendo millones en deshacerse de él… Para el 2030, los 60 billones de ladrillos que la compañía manufactura cada año será hechos de cáñamo.

Allan Rasmussen, Encargado de Proyectos en Lego, le dijo a Plastics News que los ladrillos hechos del nuevo material deberían ser indiferenciables del antiguo.

 Tengo que encontrar un material tan bueno como este, dijo Rasmussen. Necesito encontrar un material que sirva aún dentro de 50 años, porque estos juguetes se heredan de generación en generación.

 

 

Hacer plástico con cáñamo

 

El cáñamo es una planta cannábica, primo de la marihuana, que crece con muy bajos niveles de THC y es usado primariamente por su fibra y semillas. El cáñamo puede convertirse en material plástico biodegradable más resistente que la fibra de vidrio.

 

 

La celulosa de petróleo actúa como un bloque de construcción para la mayoría de plásticos usados en el mundo hoy en día. Pero los plásticos pueden ser hechos con la celulosa de otros compuestos orgánicos, incluyendo plantas como el cáñamo. El cáñamo es de hecho un material base ideal para la manufactura de plástico por su alto contenido en celulosa, que varía entre 70% y 80%, según Hemp Plastics.

 

 

El cáñamo ofrece plástico económico y biodegradable, no como el que se fabrica a base de petróleo. Una botella de agua estándar hecha con plástico petrolero tarda en biodegradar entre 450 y 1000 años, aproximadamente…

 

Innovaciones con plástico de cáñamo

 

La prohibición cannábica ha casi borrado el potencial industrial del cáñamo por generaciones, pero las reformas políticas alrededor del globo están empezando a lentamente revertir esta situación.

 

 

Una compañía australiana llamada Zeoform ha estado trabajando desde hace varios años en el avance de las tecnologías de plástico de cáñamo. Hoy en día, la compañía reclama un nuevo tipo de plástico robusto hecho completamente de cáñamo. El material puede ser inyectado o moldeado por soplado en innumerables productos desde botones a sorbetes, muebles del hogar, Frisbis. E incluso bloques de juguete para construir…

Las posibilidades con plásticos de cáñamo y resinas bio-compuestas son innumerables. Cualquier forma puede ser virtualmente llenada con plásticos bio-compuestos. Los plásticos de cáñamo ya están emergiendo. Es solo una cuestión de tiempo antes de estar ante la necesidad de cultivar cáñamo en los EEUU, mírese a Francia para conocer la demanda.

De vuelta al Lego

 

Lego utiliza más de 6000 toneladas de plástico para hacer sus ladrillos cada año. Y así ha sido desde 1960, según Plastics News… Eso es mucho material tóxico y no-biodegradable. El cáñamo parece ser el la alternativa rentable y ecológicamente sostenible que Lego está buscando.

 

 

 

 

Texto original: https://www.cannabis-mag.com/2017/11/08/lego-going-to-get-to-hemp-dici-2030/