15/10/18 

 

La firma israelí Asana Bio Group Ltd. ha invertido 2.3 millones de dólares en un laboratorio que proveerá un servicio de pruebas clínicas para las compañías que están desarrollando un amplio rango de productos medicinales basados en cannabis. Esta es una apuesta para brindarle certificación de legitimidad avalada por la ciencia a dichos productos.

El Lumir Lab se ha montado en el Parque Biotecnológico del campus Ein Kerem de la Universidad Hebrea de Jerusalem, comunicó el equipo del laboratorio en el lunes, anunciando el financiamiento.

La iniciativa será guiada por el profesor Lumír Ondřej Hanuš, un químico checo que es  autoridad en el campo de la investigación cannábica. Lumír ha trabajado codo a codo a través de los años en Israel con el profesor Raphael Mechoulam, considerado un pionero en la investigación cannábica. Hanuš ha identificado y aislado todos los componentes activos de la planta de cannabis – más de 140 cannabinoides y alrededor de 1000 otras sustancias activas, dijo el comunicado. Los cannabinoides son un tipo de componentes medicinales que actúan sobre los receptores cannábicos en el cerebro.

En 1992 Hanuš y William Anthony Devane aislaron y describieron por primera vez la estructura de la anandamida, un neurotransmisor cannábico que se origina dentro de los organismos.

El establecimiento de un laboratorio que provee validación clínica para la investigación es “un importante hito para la industria cannábica en Israel y el exterior,” dijo Yotam Hod, el CEO de Lumir Lab. “A la fecha, la vasta mayoría de productos cannábicos disponibles en los mercados diversos no tienen base científica, impidiéndole a la comunidad médica apoyar la legitimación de terapias basadas en cannabis. Nuestra meta es proveer herramientas y soluciones que no existen en el mercado hoy en día para así determinar un estándar de calidad internacional en el mercado cannábico.”

Israel es conocido internacionalmente por ser pionero en cannabis medicinal. La nación tiene una masa crítica de científicos y clínicos familiarizados y abiertos con los usos medicinales de la cannabis, además de una fuerte industria biotecnológica, e investigadores en los institutos y universidades líderes que respaldan el trabajo. Los investigadores de la Universidad Hebrea y de otros lugares en Israel han demostrado que el cannabidiol, o CBD, un cannabinoide natural que constituye a la cannabis, y sus derivados, funcionan en la epilepsia, esquizofrenia y otros trastornos psiquiátricos, dolores, algunos cánceres y diabetes Tipo 1.

El laboratorio ya ha empezado a trabajar con Gynica, una compañía de investigación y desarrollo liderada por el profesor Moshe Hod, padre de Yotam Hod, ginecólogo y presidente de la Asociación Europea de Obstetras, quien se especializa en productos a base de cannabis y tiene permiso del Ministerio de Salud de Israel para investigar en este campo.

En su primer estudio en conjunto, Hanush y Moshe Hod estudiarán el uso de cannabinoids para tratar endometriosis, una enfermedad que afecta a más de 180 millones de mujeres alrededor del globo, anunciaron en su comunicado. Ya hay estudios que muestran en vínculo directo entre el efecto de cannabis en varios síntomas de la enfermedad, afectando al sistema inmune e incluso deteniendo el esparcimiento de la enfermedad. De todos modos, dijo el anuncio, se necesita mayor investigación para entender cómo funcionan los agentes de la planta y cuáles de ellos son los más efectivos y activos para tratar la enfermedad, cuál se desarrolla cuando el tejido que reviste el útero está presente en otros órganos del cuerpo.

Adicionalmente al laboratorio en Israel, el Asana Bio Group mantiene una licencia para producir cannabis en malta bajo la marca Terrapeutics. Asana pretende exportar la propiedad intelectual y hacer su propia manufactura en el laboratorio en Israel para producir y luego comercializar en el mercado europeo, dijeron en el anuncio.

El grupo Asana es una firma israelí que hace investigación basada en cannabinoides y desarrollo en tratamientos en el campo de la salud de mujeres, de acuerdo a su sitio web, que no provee ningún otro detalle.

 

Fuente: https://www.timesofisrael.com/israeli-lab-set-up-to-give-clinical-validation-to-cannabis-research/