Entre las preocupaciones de quienes se oponen a su legalización con fines médicos está que, de un modo u otro, el cannabis podría encontrar un camino hacia los jóvenes y fomentar más su consumo. Pero un nuevo estudio muestra que, simplemente, no ha sucedido así. Publicado en el último número de la revista Journal of Adolescent Health y firmado por Esther K. Choo, de la Escuela Médic Alpert de la Universidad Brown de Providence (Rhode Island, EE.UU.), dice: “Nuestro estudio sugiere que – por lo menos hasta ahora – la legalización de la marihuana con fines médicos no ha incrementado su consumo en adolescentes, una conclusión apoyada por un cuerpo creciente de publicaciones”.

Los investigadores analizaron el consumo de marihuana por adolescentes en los estados donde el cannabis medicinal es legal, tanto antes como después de su legalización, y compararon esas cifras con los estados vecinos donde el cannabis sigue siendo ilegal a todos los efectos. La muestra fue de 11’7 millones de estudiantes. A lo largo de todo el año y todos los estados, el consumo de cannabis en el mes anterior fue lo más común (20’9 %). No hubo diferencias estadísticamente significativas en el consumo de cannabis antes y después de un cambio de política para cualquier emparejamiento de estados.

Choo EK, Benz M, Zaller N, Warren O, Rising KL, McConnell KJ. The Impact of State Medical Marijuana Legislation on Adolescent Marijuana Use. J Adolesc Health. 2014 Apr 14. [en imprenta]