Un equipo del Centro de Tratamiendo de Dolor de la St. Anne´s University Hospital Brno en República Checa recientemente introdujo un método único para la administración de cannabis medicinal vía vaporizadores.

Esta iniciativa, que fue encabezada por Radovan Hrib MD, y desarrollada en cooperación con Ethan Russo MD, Director de Investigación y Desarrollo en ICCI, provee a los pacientes que se tratan con cannabis medicinal acceso a vaporizadores Storz & Bickel Volcano Medic donados por Bedrocan.

El Centro de Tratamiento de Dolor en Brno ha venido prescribiendo cannabis medicinal para el tratamiento de dolor desde el 2016, pero hasta el lanzamiento del programa con vaporizadores en abril del 2018, ha empleado principalmente cápsulas para administración oral. La cannabis medicinal vía oral presenta obstáculos en picos de dolor en la medida en la que los primeros efectos aparecen entre 30 y 60 minutos, alcanzando su pico pasadas dos o tres horas, para luego caer en aproximadamente cuatro a ocho horas.

La inhalación de cannabis medicinal vaporizado permite a las múltiples sustancias terapéuticas en la cannabis entrar a los pulmones donde son rápidamente absorbidas para viajar a través del cuerpo. Los primeros efectos de la cannabis vaporizada se manifiestan a los pocos minutos y desaparecen gradualmente a las tres o cuatro horas. Esta rápida manifestación de los efectos hace más fácil manejar los picos.

Emplear cannabis vaporizada para el manejo del dolor ha subrayado la importancia de concentrarse en vías de administración que maximicen el efecto sinérgico de todas las complejas sustancias bioactivas presentes en la planta de cannabis, el tan llamado efecto séquito. Shimon Ben-Shabat Ph.D. y Raphael Mechoulam Ph.D. descubrieron el efecto séquito en su estudio seminal de 1998  (Ben-Shabat S et al.: An entourage effect: inactive endogenous fatty acid glycerol esters enhance 2-arachidonoyl-glycerol cannabinoid activity. Eur J Pharmacol, 1998, 17, 353(1), 23-31).

El uso de cannabis medicinal del Centro de Tratamiento de Dolor y su interés en utilizar nuevas herramientas para optimizar el método de su administración a pacientes es un excelente ejemplo de medicina enfocada en el paciente y del uso de la innovación para mejor los resultados del paciente.

La prescripción de cannabis medicinal en la República Checa es regulada por el Decreto No. 236/2015 Coll., que impone restricciones en cuanto quién puede prescribir y qué condiciones son válidas para la prescripción de cannabis medicinal.

Esta legislación permite solo a los médicos con especialización en clínica oncológica, radiación oncológica, neurología, medicina paliativa, manejo del dolor, reumatología, ortopedia, medicina infectuosa, medicina interna, oftalmología, dermatología, geriatría y psiquiatría prescribir cannabis medicinal, y especifica una lista de condiciones aprobadas para las cuales puede ser prescrita (ej. dolor crónico, espasmos, náuses y otros).

 

Fuente: https://internationalhighlife.com/czech-hospital-cannabis-vaporization-pain-treatment/