La actriz, quien desde 2009 padece una enfermedad extraña a la sangre, es una activista que lucha por los derechos de pacientes con enfermedades incurables y que han encontrado es esta práctica alivio a sus males.

Primero la cárcel antes que recaer“, fue el contundente mensaje de Francesca Brivio al terminar su participación en la conferencia de prensa de la Federación de Cannabis Medicinal.

La actriz se ha convertido en una activista que lucha por los derechos de los pacientes que usan el cannabis medicinal como alternativa para reducir los síntomas de enfermedades crónicas, como convulsiones y epilepsia refractaria.

Soy paciente de una enfermedad muy extraña a la sangre (Mastocitis sistemática), desde el 2009. Mi calidad de vida decreció bastante, no podía ni bañarme ni comer con mis hijos, tenía que comer desde mi cama, y pasé muchos años sin encontrar un tratamiento que me ayudara… Un día me hablaron del cannabis medicinal y desde hace un año lo vengo usando. Tanto como el aceite y el vaporizar la planta me ha ayudado a poder estar hablando aquí y retomar mi vida normal”, dijo Francesca Brivio.

El año pasado el Congreso de la República aprobó la Ley que regula el uso medicinal y terapéutico del cannabis y sus derivados, lo que en un inicio se creyó favorecía a los millones de pacientes que utilizan esta medicina alternativa.

Sin embargo, el reglamento para la implementación de esta Ley trajo consigo una serie de trabas que afecta directamente a los pacientes. Este manual de ejecución plantea regular el consumo del THC (principal constituyente psicoactivo del cannabis) al 0,5%. Muchos pacientes necesitan para su tratamiento entre 7% u 9%, como es el caso de Francesca.

También pone regulaciones en la elaboración de los aceites de cannabis (registros sanitarios, etc). Así como su comercialización y transporte.

“No tiene sentido. Si nos ponen todas estas restricciones preferimos seguir en la ilegalidad, preferimos abastecernos de otro lugar, si no vamos a tener un acceso real. Prefiero ir a la cárcel, pero no voy a volver a arriesgar mi integridad. Voy a defender hasta el último mi derecho a intentar y creo que eso merecemos todos”, agregó la actriz.

Finalmente, Francesca Brivio explicó la diferencia entre el uso recreativo y medicinal de la planta de la marihuana. “La diferencia es la manera en la que la utilizas. Cuando hay combustión, o sea, cuando prendes un cigarrillo de cannabis se eleva la potencia de la planta y eso produce un alto efecto psicoactivo. Es la misma planta, pero es el uso el que marca la diferencia”, aseveró.

La Federación de Cannabis Medicinal enviará una propuesta al Poder Ejecutivo para modificar este reglamento a favor de los pacientes. Además, piden tener una mesa de diálogo en el Congreso para poder debatir con la comisión competente.

LINK COMPLETO: https://bit.ly/2MIzsR9