por DANIEL LUEBKE

 

Muchas decisiones que tomas son complejas. Las decisiones que tomas acerca de lo que “está bien para ti” usualmente envuelven áreas grises y una vasta cantidad de conocimiento acumulada con el tiempo. Lo mismo puede ser dicho acerca de la cannabis. Son tremendamente diversas las especies, generando cada una una dispersión química que produce variedad de efectos mediante el sistema endocannabinoide.

Existe, de todos modos, una sola regla que puede ser usada para todo tipo de productos, para tratar cualquier variedad de condiciones, y para aumentar la seguridad y obtener mejores experiencias con la planta. Esta regla, sorprendentemente, se aplica al adulto que busca “elevarse” recreacionalmente y al paciente o usuario medicinal tratando síntomas y condiciones. El THC y el CBD funcionan mejor juntos, junto con otros cannabinoides y terpenos conocidos en la planta de cannabis.

¿Qué tiene que ver esto con hacer mejores decisiones al comprar cannabis? Significa escrutar minuciosamente los productos hechos separando a un solo componente, conocidos como aislados. Además, los destilados también eliminan numerosos compuestos de la planta que contribuyen al efecto séquito y deben ser revisados con ojo crítico. Al final, los productos con la mayor eficacia para medicina o recreacional son aquellos que enfatizan el espectro completo de la química que se halla en la cannabis.

Por qué tus productos de THC deberían tener algo de CBD

La gente que busca productos de puro THC con propósitos medicinales o recreacionales están perdiéndose de los beneficios del CBD. Incluso en relativamente pequeñas cantidades el CBD actúa sinérgicamente con el THC para producir experiencias más disfrutables. Hay evidencia de que el CBD puede   potenciar los efectos del THC y reducir los potenciales efectos colaterales del THC incluyendo ansiedad.

Por qué tus productos de CBD deberían tener algo de THC

Esto se aplica viceversa a la gente que busca productos de CBD solo. Mientras que quieres evitar la psicoactividad del THC, una pequeña cantidad de este compuesto puede ser tremendamente buenos para tratar una gran variedad de condiciones y síntomas. Dósis subperceptivas de THC proveen beneficios a los usuarios, incluso ayudando a reducir la ansiead, inflamación y dolor y confiriendo otros beneficios para la salud.

Y hay muchos más compuestos a considerar

Así que empóderate para encontrar productos que ofrezcan tanto THC como CBD – es un paso potencialmente transformador para cualquiera el cambiar los aislados de cualquier compuesto por espectro completo. Hay otro paso, sin embargo, en el camino de sacarle el máximo beneficio potencial a la cannabis. La planta desarrolla una amplia gama de cannabinoides más allá del THC y el CBD, de los cuales cada uno tiene sus propiedades únicas y beneficios. Además, los terpenos de las plantas (compuestos aromáticos volátiles) también juegan un rol en los efectos de la planta sobre el sistema endocannabinoide como se describe en el efecto séquito.

¿Qué significa todo esto? Puedes reducir tu riesgo e incrementar beneficios potenciales de la cannabis con un producto que tenga una amplia variedad de compuestos. Esto es especialmente relevante de cara a los concentrados cannábicos. La flor (cogollo) es el producto crudo consumible de la planta de cannabis. Cuando los procesadores trabajan con la flor para convertirla en otros productos, pueden alterar enormemente la composición química del producto al punto en el que el perfil químico original es irreconocible en el producto terminado.

 

Texto original: https://www.heylocannabis.com/post/thc-and-cbd-are-better-together-and-rare-cannabinoids-and-terpenes-too?fbclid=IwAR2_Gsf196ArrUDWJa6IJrDUKQkgAW67ebKE0OX9ZVTvD8POUlQlGXU0MNg&sfns=mo