A juzgar solo por el acrónimo, el cannabinol (CBN) y cannabidiol (CBD), dos cannabinoides presentes en la planta de cannabis, parecen muy similares. Pero estos componentes cannábicos son, de hecho, compuestos cannábicos diferentes y completamente divergentes en cuanto a sus efectos y orígenes. Pese a que el CBN y el CBD poseen algunas propiedades medicinales parecidas, varían significativamente en términos de cómo se producen y la naturaleza de su interacción con el cuerpo.

 

 

¿Qué significa CBN y qué hace?

 

CBN son las siglas de cannabinol. El CBN fue el primer cannabinoide natural en ser aislado puro en 1896. La gente pensó en un principio que era responsable de la elevación cannábica, pero luego descubrieron que era el tetrahydrocannabinol (THC), el que produce los efectos intoxicantes de la marihuana. Se descubrió que el CBN es producto de la oxidación del THC; lo cual quiere decir, que el THC se convierte lentamente en CBN cuando es expuesto a calor y luz.

La cannabis aviejada o los extractos de esta planta guardados sin refrigerar o en dejados en la luz, tendrán mayores niveles de CBN. Los niveles de CBN en cannabis no se determinan por factores genéticos, sino ambientales. Actualmente, no hay cepas con mayor cantidad de CBN disponibles en el mercado, entonces la mejor manera de obtenerlo es oxidando THC y CBD.

El CBN en sí no produce efectos intoxicantes pero, cabe resaltar, los efectos de este cannabinoide no han sido estudiados a profundidad en sujetos humanos. El THC produce sus efectos en el cuerpo al interactuar con los receptores cannábicos presentes en el sistema endocannabinoide (SE), que se sitúan en el sistema nervioso central y a través del cuerpo. Más específicamente: produce la elevación al adherirse a los receptores CB1 y activarlos.

El CBN también se adhiere a los receptores CB1, pero con solo un décimo de fuerza que el THC. Las medicinas cannábicas pueden tratar distintas enfermedades usando un enfoque de “aproximación en números”, porque la cannabis tiene muchísimos componentes. Estos pequeños componentes influencian a los componentes mayores en la dinámica conocida como efecto séquito. Mientras que en los dispensarios se pueden hallar cepas con altos niveles de THC, cada cepa produce una elevación distinta debido a las diferencias en sus niveles de otros cannabinoides y terpenos.

Beneficios potenciales del CBN

 

Aunque se necesite mayor investigación en los efectos del CBN para hacer cualquier afirmación cierta, existe evidencia de que este relativamente desconocido cannabinoide podría erigir vastedad de beneficios.

Un estudio del 2011, publicado por la British Journal of Pharmacology, halló que la combinación de THC con CBN ha demostrado producir un efecto más sedante en humanos. Los productos cannábicos aviejados o expuestos a mucho calor y luz solar, tales como el hashish marroquí, parecen funcionar mejor como relajantes que otros productos, debido a su alto contenido en CBN.

Los investigadores también notaron que el CBN demostró propiedades anti-inflamatorias y anti-convulsionantes en sí mismo. El CBN también podría actuar como un estimulante del apetito en ratas, y podría actuar como analgésico de combinarse con CBD. Debido a que no hay cepa con alto contenido en CBN, los investigadores necesitan sintetizar este cannabinoide para poder estudiarlo con propiedad, lo cual ha truncado mayor investigación sobre los beneficios de este cannabinoide.

El CBN ha demostrado potencial como tratamiento para desórdenes de sueño, alivio de dolor, inflamación, entre otros beneficios médicos. Por ejemplo, en un análisis compartido por Step Hill Labs en el 2017, los investigadores hallaron que entre 2.5 y 5 miligramos por dosis de CBN fueron efectivos en reemplazo de 5 a 10 miligramos del sedante farmacéutico diazepam.

Sin embargo, este estudio no se publicó en una revista revisada por pares y es escaza la información que respalda que el CBN actúe como ayuda para dormir. Es posible que los efectos sedantes de la cannabis añejada provengan de terpenos con poco peso molecular, los cuales tienden a permanecer en la cannabis por largo tiempo, en lugar de la cantidad de CBN que la el cogollo desarrolló con el tiempo.

 

¿Qué hace el CBD?

 

El CBD es el cannabinoide no psicoactivo más común en las plantas de cáñamo. De hecho, después del THC, el CBD es el segundo cannabinoide más abundante hallado en la planta de cannabis. De acuerdo al pasaje del Farm Bill de 2018, las plantas de marihuana que contengan menos de 0.3% de THC fueron federalmente legalizadas para la producción industrial de cáñamo en los Estados Unidos, lo cual supuso una avalancha de productos de CBD derivados de cáñamo entrando al mercado de la Salud y el Bienestar.

En estados donde la marihuana recreacional o medicinal es ilegal, los productos de CBD derivados de cáñamo son legales siempre que no contengan THC más del límite federal de 0.3%. De todos modos, es importante notar que la FDA no permite que el CBD se venda como suplemento dietético o usado como ingrediente en comestibles o bebidas. Actualmente, la única droga aprobada por la FDA que contiene CBD se llama Epidiolex, usado para tratar convulsiones asociadas al síndrome Lennox-Gastaut o de Drayet.

Debido a sus múltiples potenciales beneficios, el CBD se ha ganado mucha atención en la comunidad médica, así como en el mercado de consumidores. La investigación científica respalda al CBD para el tratamiento de dolor crónico, convulsiones y náusea. El CBD también ha sido identificado como un poderoso agente contra la bacteria Staphylococcus aurea, resistente a los antibióticos y la meticilina (MRSA), así como efectiva para reducir el riesgo de infarto y mejorar habilidades cognitivas en individuos afligidos por la pérdida del funcionamiento cerebral debido a una cicatrización del hígado en estado tardío.

En presencia del THC, el CBD parece tener un efecto regulador sobre los efectos adversos del THC, tales como ansiedad y paranoia. Múltiples estudios respaldan que altas dosis de THC pueden causar ansiedad o paranoia en usuarios con predisposición al trastorno mental. No está claro exactamente cómo así ocurre este efecto séquito o qué cantidad de CBD se necesita en proporción al THC para reducir sus efectos adversos.

¿Cuál es la diferencia entre CBD y THC, finalmente?

 

El cannabidiol (CBD) y cannabinol (CBN) son dos moléculas fundamentalmente diferentes que tienen dos orígenes distintos. Mientras que puede haber  plantas de cáñamo industrial y cepas de marihuana con altas concentraciones de CBD, el nivel de CBN en la flor de cannabis o concentrado depende de la cantidad de calor y luz a la que ha sido expuesta. De nuevo, esto se debe que el CBN es un bioproducto de la acción de la luz y el calor en el THC, en términos técnicos, producto de la oxidación o degradación.

Más allá de la diferencia fundamental en el origen de estos dos componentes, ambos comparten muchas similitudes en sus supuestos efectos medicinales. Ninguno produce intoxicación por sí mismo, pero ambos afectan la elevada al combinarse con THC. Sin embargo, la presencia de CBD opaca algunos de los efectos negativos del THC, como paranoia o ansiedad, pero la presencia de CBN produce una suave elevación sedante que podría ser beneficiosa para personas que procuran utilizar cannabis para dormir mejor.

 

 

Texto original: https://weedmaps.com/learn/the-plant/cbn-vs-cbd/?utm_source=Braze&utm_medium=email&utm_campaign=newsletter&utm_term=Learn+CBD&utm_content=Explainer