Traducido por CGDE de Project CBD, enlace original:  https://www.projectcbd.org/medicine/cannabis-and-autism-complex-pairing?utm_source=Project+CBD+Mailing+List&utm_campaign=050460895e-EMAIL_CAMPAIGN_2020_02_26_07_50_COPY_01&utm_medium=email&utm_term=0_ea5031784e-050460895e-11470893

¿Qué es el autismo?

Tomando en cuenta que en su origen griego, la palabra “autos” significa “a uno mismo”, el término autismo fue utilizado por primera vez en los 40`s para describir niños con rasgos de comportamiento que ahora reconocemos como TEA (Trastorno de Espectro Autista).

Poco se sabe de porqué se desarrolla el TEA. La genética puede ser un factor, así como tener hijos de muy mayores. También se ha propuesto un posible vínculo con la exposición a metales pesados durante el embarazo.

En algunas instancias, los niños empiezan a mostrar señales de TEA alrededor de los dos años, lo cual ha llevado a teorías no probadas de que las vacunas en la infancia pueden jugar un rol.

Pero, sea cual sea la causa, los padres de pronto se encuentran luchando para hacerle frente a una larga lista de rasgos de comportamiento y síntomas físicos, a menudo con poca ayuda de profesionales de la salud.

Si su hijo está en el extremo más severo del espectro mostrando comportamiento autolesivo o agrediéndose a sí o a otros, lxs doctores a menudo se ven prescribiendo un coctail de drogas, tales como antipsicóticos, antidepresivos o sedantes en una apuesta por prevenir que haya exabruptos violentos.

Autismo y el sistema endocannabinoide

Científicos empiezan a sospechar que un desbalance entre el el glutamato excitatorio y el inhibidor GABA, ambos neurotransmisores claves en el neurodesarrollo y función cerebral general, podrían tener que ver con muchos rasgos de compartamiento del TEA, así como comorbilidades comunes, tales como disturbios del sueño y ansiedad.

En términos simples, el mensaje del sistema nervioso simpático para volver a un estado de descanso y relajación, puede no bastar. Una reducción en el tono GABA también se ha observado en múltiples otras enfermedades, incluyendo epilepsia, Alzheimer, esquizofrenia, depresión y trastornos musculoesqueléticos.

Como el máximo regulador homeostático del cuerpo que es, el sistema endocannabinoide asegura el balance de la actividad neuronal al liberar endocannabinoides (anandamida y 2-AG) de forma retrógrada donde se unen con receptores CB1 post-sinápticos. Esto incluye modular el punto óptimo entre el GABA y la transmisión de glutamato, con el 2-AG potenciando algunos receptores GABA.

Mientras que la investigación hacia el entendimiento del autismo tiende a tomar un enfoque reduccionista al enfocarse en rasgos específicos del autismo, un posible desbalance mayor en el sistema endocannabinoide podría explicar por qué el autismo incluye no solo dificultades emocionales y de comportamiento, pero también problemas gastrointestinales, epilepsia y disturbios del sueño.

Está bien documentado que las alteraciones del sistema endocannabinoide contribuyen al desarrollo de varios desórdenes psiquiátricos y neurológicos, y por ello es plausible que la desregulación del sistema endocannabinoide podría ser un factor fundamental en la aparición del autismo.

Estudios de expresión genética

Un estudio de expresión genética en cerebros postmortem de sujetos con autismo halló que todos tenían expresión reducida del receptor CB1, lo cual podría ciertamente impactar en la habilidad del sistema endocannabinoide para mantener la homeostasis neurológica. Menores niveles de anandamida (AEA), un cannabinoide endógeno, y moléculas de señalización de lípidos afines, N-palmitoiletanolamina (PEA) y N-oleoiletanolamina (OEA), también se observaron en 93 niños autistas, lo que sugiere que algún tipo de deficiencia de endocannabinoides podría ser un factor contribuyente.

Otras alteraciones en el sistema endocannabinoide son evidentes en niños con autismo, aunque no está claro si ello tiene un efecto causativo en TEA. En un estudio que compara la expresión del receptor cannabinoide CB2 en niños autistas con un grupo que no lo padece, aquellos con TEA mostraron una regulación al alza significativa de CB2.

Es posible que una incrementada expresión de CB2 sea simplemente una acción compensatoria por parte del sistema endocannabinoide, actuando para modular el estado inflamatorio elevado a menudo hallado en autismo, y al cual apuntar selectivamente a receptores CB2 podría ayudar a mejorar algunos de los síntomas de TEA y comorbilidades causadas por la desregulación del sistema inmune.

La anandamida, que recibe su nombre del sánscrito por –, está también siendo investigada como objetivo farmacológico para mejorar la habilidad social reducida comúnmente asociada con TEA. Utilizando un modelo ratón de autismo, científicos hallaron que bloquear la producción de ácido graso amida hidrolasa, la enzima que degrada la anandamida en el cuerpo, revirtió el evidente deterioro social de los ratones.

(…)

Cannabis y autismo – la historia de Yuval

Los componentes de la planta de cannabis, en particular el tetrahydrocannabinol (THC) and cannabidiol (CBD), son conocidos por interactuar con el sistema endocannabinoide, lo cual podría explicar por qué la cannabis y sus varias formas parecen disminuir el sufrimiento de muchos niños y adultos con TEA.

Así como los casos que salen en los titulares de niños con epilepsia severa, a menudo los padres de infantes con autismo severo son los que han sido más abiertos públicamente respecto a darle cannabis a sus crías. Yuval de Israel tiene severo autismo y no habla. Al crecer las prescripciones médicas recetadas por doctores para controlar sus exabruptos violentos, comportamiento autolesivo y picos de ansiedad, hicieron poco para manejar su comportamiento o mejorar su calidad de vida.

“Pienso que la gente que no vive con autismo severo, no puede realmente entender lo que significa,” explica la madre de Abigail Dar. “Es la vida a la sombra del infierno. Vives con una persona que adoras, que amas, y está inquieto, ansioso y grita. Y luego va de arriba abajo sin que entiendas lo que quiere, vuelve loca a toda la casa. Esto dejando de lado las autolesiones y los derrumbes, solo lo cotidiano.”

Cuando Abigail y su marido contemplaron darle a Yuval cannabis al principio, el TEA no era una condición calificable para cannabis medicinal en Israel (aunque epilepsia pediátrica si lo era). Gracias a la incansable campaña de Dar, Yuval eventualmente consiguió una receta.

“Fue como magia,” dice Dar, describiendo el cambio que la cannabis trajo a la calidad de vida de Yuval. “Mi hijo se volvió una persona más calma, y más concentrada, sonriente, y luego de un año, no mostraba ningún comportamiento autolesivo ni exabruptos, lo cual para mí y él es un milagro. Nos cambió la vida, ahora sabes que puedes pasar tiempo con él sin estar asustado todo el tiempo.”

En el caso de Yuval, respondió mejor un aceite de planta completa rico en CBD y vaporizando flores altas en THC cuando se agita. Los productos de CBD dominante sin THC tendían a incrementar su hiperactividad y ansiedad. Sin embargo, algunos niños pueden experimentar mejoras significativas con solo CBD.

(…)

Cannabis como tratamiento para el autismo – la evidencia

Con el excelente record de seguridad y significativa investigación para epilepsia pediátrica, no sorprende que los primeros estudios clínicos que examinan si la cannabis brinda alivio a niños con TEA han favorecido aceites ricos en CBD.

En el último par de años, tres estudios han salido de Israel en los cuales 2500 niños y adultos con TEA recibieron tratamiento cannabinoide del programa nacional de cannabis medicinal (debido, en buena medida, al empuje de Abigail Dar).

El primer estudio buscó examinar si el aceite de CBD podría ayudar a atenuar las cuatro comorbilidades comúnmente asociadas con TEA: síndromes de hiperactividad, problemas de sueño, autolesiones y ansiedad.

Se les dio aceite de cannabis rico en CBD a 53 niños por un periodo aproximado de 66 días. Aproximadamente dos tercios de los sujetos experimentaron mejoras en ataque de autolesiones e ira, hiperactividad y problemas de sueño. Administrar CBD disminuyó la ansiedad en 47.1% de los niños – pese a que en el 23.5% la ansiedad empeoró. Estos hallazgos, cabe resaltar, dependían en gran medida de los reportes de padres, y su subjetividad no debe subestimarse.

(…).

REFERENCIAS

  1. Kirsten Lyall et al. Maternal lifestyle and environmental risk factors for autism spectrum disorders. Int J Epidemiol. 2014 Apr; 43(2): 443–464.
  2. Frank MC Besag. Epilepsy in patients with autism: links, risks and treatment challenges. Neuropsychiatr Dis Treat. 2018; 14: 1–10.
  3. Medical Comorbidities in Autism – A Primer for Health Care Professionals and Policy Makers. ThinkingAutism.org.uk.
  4. Gene J Blatt et al. Alterations in GABAergic Biomarkers in the Autism Brain: Research Findings and Clinical Implications. The American Association for Anatomy. 08 September 2011.
  5. Vargas RA (2018) The GABAergic System: An Overview of Physiology, Physiopathology and Therapeutics. Int J Clin Pharmacol Pharmacother 3: 142.
  6. Erwen Sigel et al. The major central endocannabinoid directly acts at GABAA receptors. Proc Natl Acad Sci U S A. 2011 Nov 1; 108(44): 18150–18155.
  7. Fabio Arturo Iannotti et al. Endocannabinoids and endocannabinoid-related mediators: Targets, metabolism and role in neurological disorders. Prog Lipid Res 2016 Apr;62:107-28.
  8. AE Purcell et al. Postmortem brain abnormalities of the glutamate neurotransmitter system in autism. Neurology. 2001 Nov 13;57(9):1618-28.
  9. Adi Aran et al. Lower circulating endocannabinoid levels in children with autism spectrum disorder. Molecular Autism volume 10, Article number: 2 (2019).
  10. Dario Siniscalco et al. Cannabinoid receptor type 2, but not type 1, is up-regulated in peripheral blood mononuclear cells of children affected by autistic disorders. J Autism Dev Disord. 2013 Nov;43(11):2686-95.
  11. Don Wei et al. Enhancement of Anandamide-Mediated Endocannabinoid Signaling Corrects Autism-Related Social Impairment. Cannabis and Cannabinoid Research Vol. 1, No. 1. 8 Mar 2016.
  12. Don Wei et al. Endocannabinoid signaling mediates oxytocin-driven social reward. Proceedings of the National Academy of Sciences Nov 2015, 112 (45) 14084-14089.
  13. Dana Barchel et al. Oral Cannabidiol Use in Children With Autism Spectrum Disorder to Treat Related Symptoms and Comorbidities. Front Pharmacol. 2018; 9: 1521.
  14. Bar-Lev Schleider et al. Real life Experience of Medical Cannabis Treatment in Autism: Analysis of Safety and Efficacy. Sci Rep 9, 200 (2019).
  15. Adi Aran et al. Brief Report: Cannabidiol-Rich Cannabis in Children with Autism Spectrum Disorder and Severe Behavioral Problems-A Retrospective Feasibility Study. J Autism Dev Disord. 2019 Mar;49(3):1284-1288.
  16. Cannabinoids for Behavioral Problems in Children With ASD (CBA). ClinicalTrials.gov
  17. Cannabidiol for ASD Open Trial. ClinicalTrials.gov.
  18. Trial of Cannabidiol to Treat Severe Behavior Problems in Children With Autism. ClinicalTrials.gov.
  19. Shifting Brain Excitation-Inhibition Balance in Autism Spectrum Disorder. ClinicalTrials.gov.