No es ningún secreto: los “baby boomers” están envejeciendo y una de las enfermedades más comunes en las poblaciones de mayor edad es la artritis. De acuerdo con el U.S. Center for Disease Control and Prevention (Centro para Control y Prevención de Enfermedades de EEUU), 53 millones de estadounidenses padecen de artritis, las mujeres conforman el 60 % de esta población. Pero ¿qué es exactamente la artritis y cómo puede la cannabis ayudar a tratarla?

Causas y formas de la artritis

Aunque es más común en ancianos, la artritis puede perjudicar severamente a una persona de cualquier edad, dejándole inhabilitado para trabajar o realizar actividades cotidianas. En los Estados Unidos, la artritis es la causa más común de discapacidad, y altos niveles de estrés y depresión son comúnmente asociados.

La genética puede ser causante de artritis, al igual que la obesidad, daño en las articulaciones, infecciones y trabajos que requieran doblar articulaciones o ponerse en cuclillas. La disfunción del sistema inmune y un metabolismo anómalo también pueden conducir hacia varias formas de artritis, aunque muchas enfermedades reumatoides son causadas por una combinación de estos factores.

Los 7 tipos principales de artritis son:

1. Artritis inflamatoria- las articulaciones se inflaman por ninguna razón aparente.
2. Artritis degenerativa o mecánica- el cuerpo trata de remodelar el hueso para restaurar estabilidad. La artrosis es un ejemplo.
3. Dolor muscular generalizado—el dolor se siente en tejidos más que en articulaciones o huesos, afectando partes del cuerpo que han sido sobre-exigidas. Ejemplo: el “codo de tenista”.
4. Dolor de espalda — dolor no especificado asociado con los músculos, discos, nervios, ligamentos, huevos o articulaciones en la espalda, como la osteoporosis.
5. Enfermedad mixta del tejido conectivo—dolor en tendones, ligamentos y cartílagos caracterizado por la inflamación de la piel, músculos, pulmones y riñones.
6. Artritis infecciosa—inflamación de una articulación ocasionada por bacterias, virus u hongos (ejemplos: intoxicación por comida, ITS o Hepatitis C). Usualmente los antibióticos pueden tratarla.
7. Artritis metabólica —demasiado ácido úrico puede formar afilados cristales en una articulación que causan agudísimo y repentino dolor. La gota es un ejemplo.

Métodos para tratar el artritis

Aunque no sanan la inflamación en articulaciones, los analgésicos como Tylenol, Percocet y Vicodin pueden ser prescritos para reducir el dolor, así como cremas que contengan menta o capsaicina. Anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs) como Ibuprofeno o Naproxeno pueden ser usados para reducir dolor e inflamación.
La artritis reumatoide es tratada con fármacos anti-reumáticos modificadores de la enfermedad para prevenir al sistema inmune de atacar articulaciones inflamadas. Corticosteroides como la prednisona y la cortisona también pueden ser recetadas para reducir la inflamación y suprimir al sistema inmunológico.
El ejercicio puede bajar los niveles de dolor y estrés en gente con artritis, pero casi un cuarto de los adultos diagnosticados con artritis reportan ser físicamente inactivos. Cambios en la dieta pueden manejar la artritis, así como comida y carnes altas en azúcar pueden exacerbar la inflamación.
¿Cómo puede la cannabis ayudar con la artritis?
Mientras que la cannabis es clasificada como una droga del Schedule I (Programa I) por el gobierno federal, siendo considera altamente adictiva sin ningún valor médico y, que su investigación está altamente restringida – un consenso científico ha emergido acerca de su valor terapeútico basado en un creciente número de ensayos clínicos y preclínicos. Para el deslumbre de muchos, esos estudios han mostrado que la cannabis tiene efectos anti-inflamatorios que pueden ayudar a los pacientes de artritis a vivir vidas más felices y saludables.
En consecuencia, la cannabis está ganando popularidad como tratamiento para la artritis. La cannabis puede aliviar el dolor y reducir la inflamación sin el potencial riesgo mortal de los efectos colaterales de los AINEs y opiáceos.

En el verano del 2015, la Canadian Arthritis Society (Sociedad Canadiense de la Artritis) financió un programa de investigación de tres años a cargo de un investigador de la Dalhousie University para determinar si la marihuana puede aliviar el dolor o reparar articulaciones artríticas. Los nervios detectores de dolor son llenados de receptores cannábicos y, acorde al investigador Jason McDougall, los cannabinoides controlan la detonación de señales de dolor desde la articulación hacia el cerebro al adherirse ellas mismas a los receptores nerviosos. Otro estudio controlado, liderado por la Royal National Hospital for Rheumatic Disease (Hospital Royal Nacional para la Enfermedad Reumática) en el Reino Unido, mostró que los cannabinoides proporcionaron significativas mejoras a nivel estadístico en el dolor al momento del movimiento, al descansar y en la calidad de sueño.

En tiempos en los que el abuso de opiáceos ha alcanzado proporciones epidémicas, el tratamiento cannábico puede ser una forma mucho menos dañina y adictiva de tratar a aquellos que sufren de dolor crónico asociado con la artritis. Según Mike Hart, MD, físico al mando de la Ontario Chapter at Marijuana for Trauma (MFT):

“La Cannabis es una solución mucho más efectiva y segura que los opiáceos. La ciencia es clara y demuestra que la cannabis es mucho más segura que los opiáceos. De hecho, no están siquiera cerca. Los opiáceos han matado más personas que todas las drogas ilegales combinadas, mientras la cannabis nunca ha matado a una sola persona”.

No es solo que la cannabis supone un efectivo tratamiento alternativo para los AINE´s u opiáceos, puede ayudar a las personas a alejarse de fármacos peligrosos como los opiáceos. Según el Dr. Hart: “He ayudado literalmente a cientos de pacientes a reducir o eliminar su dependencia a los opiáceos”.

En suma al creciente número de profesionales dentro de la industria médica que reconocen el valor terapéutico de la cannabis, el público también se ha vuelto más receptivo al tratamiento con marihuana medicinal. En enero del 2014, CBS Newa hizo una encuesta nacional y halló que el 86% de estadounidense creen que debería estar permitido que los doctores prescriban cannabis a pacientes que sufren de enfermedades serias como la artritis. Ya desde el 2004, la American Association of Retired Persons (Asociación Americana de Personas Retiradas), que sobrepasa los 35 millones de miembros, publicó una encuesta nacional que reveló que el 72% de ancianos apoya el dejar a los doctores recomendar cannabis para tratar a sus pacientes.

Texto original:  https://www.leafly.com/news/health/cannabis-and-arthritis