Un nuevo estudio halla que los estados con leyes de cannabis medicinal tienen menor tasa de fatalidades que aquellos en los que no las hay, especialmente entre los jóvenes.

Uno creería que las tasas de accidentes automovilísticos serían mayores, suponiendo que los conductores van fumados – especialmente alrededor de la medianoche, cuando ir a un 7-Eleven se vuelve necesidad. Pero, no. Investigadores de la Columbia University´s Mailman School of Public Health hallaron una reducción del 11% en fatalidades relacionadas al tráfico en promedio al examinar lugar que han articulado leyes para cannabis medicinal- 23 estados y el Distrito de Columbia. La presencia de dispensarios de marihuana medicinal está correlacionada con un menor índice de accidentes en auto.

Silvia Martins, doctora y profesora asociada, quien fue la principal investigadora del nombrado estudio, teorizó que la menor tasa de mortandad en el tráfico dentro de los estados que cuentan con leyes cannábicas debe estar relacionada con menores niveles de ciudadanos manejando bajo los efectos del alcohol, especialmente entre la juventud, que reemplaza la bebida por la hierba.

Había poca evidencia de reducción en la tasa de mortandad del tráfico para personas de 45 años a más, quienes están representados de forma desproporcionadamente mayor en las inscripciones a los programas de marihuana medicinal. La mayor baja en las tasas de fatalidades por tráfico en estados con leyes para cannabis medicinal ocurrieron entre conductores de 15 a 44 años.

“Hemos encontrado evidencia de que en los estados con leyes para el uso de marihuana medicinal de cara a aquellos que carecen de las mismas, se reportaron, en promedio, menores tasas de conductores que intentan conducir luego de tomar demasiados tragos,” dice Martins en una declaración. Ella dice que otros factores que podrían ayudar a explicar la correlación podrían ser “la fuerza de las leyes de salud pública de cara al manejo, características de infraestructura, o la calidad de los sistemas de salud.”

Sin embargo, los investigadores advirtieron que no en todos los estados con leyes cannábicas había declinaciones en las tasas de mortandad relacionadas al tráfico. California y Nuevo México tuvieron inicialmente reducciones del 16% y 17.5%, respectivamente, luego de la aprobación de las leyes de marihuana medicinal pero luego se observaron incrementos graduales en sus tasas de fatalidad relacionadas al tráfico.

El estudio, que fue publicado online en el American Journal of Public Health, analizó la data del National Highway Traffic Safety Administration sobre fatalidades por tráfico desde 1985 hasta el 2014. Los investigadores tomaron en cuenta factores tales como si los estados tenían leyes para conductores graduados, así como los ingresos medios de los hogares, tasas de desempleo, leyes que fuercen a aumentar la velocidad a 70 mph o más, leyes para obligar a usar el cinturón de seguridad, y prohibición de uso del teléfono móvil al manejar.

Los investigadores emprendieron el estudio mientras que mas estados aprobaban leyes para marihuana medicinal – nueve entre el 2010 y 2014 – y surgieron preocupaciones acerca del posible efecto en la salud pública. Investigaciones previas, por ejemplo, hallaron que el uso de la marihuana causaba que los conductores se entrelazaran en el tráfico con mayor frecuencia y tengan menor tiempo de reacción; los estudios hallaron también que los conductores que iban fumados tendían a reducir la velocidad – sugiriendo que los usuarios estaban al tanto de su desventaja y trataban de compensarla.

 

 

Texto original: https://www.washingtonpost.com/news/tripping/wp/2016/12/20/mellow-drivers-study-says-states-with-medical-marijuana-laws-have-lower-traffic-fatality-rates/?outputType=amp