Por Anna Wilcox and Rachel Garland
16 de Mayo 2018

El THC es uno de los cannabinoides más extensamente estudiados y sus propiedades medicinales son muy reales. Sin embargo, se sigue haciendo la pregunta, de verdad necesitamos THC- aunque sea el componente más reconocido del cannabis? Este es el mismo compuesto que produce el “high” en el cannabis.

Como en todos los debates esto ha generado crítica y son muchos los que niegan su validez medicinal. Sin embargo, la ciencia ha demostrado que este no es el caso. En conjunción con otros cannabinoides, esta molécula -se ha comprobado- ayuda a la genta a lidiar con dolencias tanto físicas como mentales.

Sin mencionar que hay un sinnúmero de personas que encuentran que los productos que contienen THC (cuando se toman de la manera correcta, con las dosis correctas) son un efectivo suplemento que ayuda la saludad en el día a día.

Mira estos 15 beneficios del THC:

#1.) El THC ayuda con el dolor
El THC es un componente natural e infinitamente más seguro que una prescripción de analgésicos.El alivio del dolor es uno de los beneficios medicinales más importantes del THC y te diré porque…

Más de 1.5 billones de personas en el mundo viven con dolor crónico; muchos de estos individuos sufren de dolor neuropático o dolor relacionado con los nervios. Estudios enseñan que el compuesto del cannibis activa caminos en el sistema central nerviosa que bloquean las señales del dolor que llegan al cerebro.
Incluso en una prueba avalada por el FDA en el 2013 se confirmo que el THC es efectivo para el dolor.
Personas que sufrían de dolor neuropático, se les dio pequeñas dosis de THC (1.29%) en forma vaporizada. Los resultados?
Demostraron que bajas dosis de delta-9-tetrahidrocannabinol redujeron en un 30% la intensidad del dolor cuando se comparaba a un placebo.
A pesar de esto el cannabis sigue siendo una sustancia controlada y, como tal, las pruebas importantes de clínicas se ven restringidas en su uso, a pesar que ya ha sido demostrado que sí funciona contra el dolor.

#2.) Ayuda con las nauseas y los vómitos
Desde la década de los 80s, en Estados Unidos, se usa la pastilla Marinol, aprobada por el FDA para tratar nauseas y vómitos en pacientes con cáncer. Esta pastilla ha sido comercializada como una alternativa farmacéutica del cannabis, a pesar de que sí contiene delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) este componente es tanto sintético como asilado.

Esto significa que no tiene punto de comparación con el grupo de compuestos químicos que se encuentran en una planta natural de cannabis. El Marinol no contiene los componente benéficos como son otros cannabinoides, terpenos y flavonoides, que se encuentran en la planta y trabajan mejor juntos.

Curiosamente en un estudio del año 1995 se demostró que el uso oral de THC-8, un cannabinoide parecido al THC regular pero con efectos psicotrópicos menores, era un tratamiento efectivo para niños que sufrían de nauseas inducidas por la quimioterapia. El único efecto secundario era una ligera irritabilidad.

Teniendo en cuenta que otros medicamentos contra las nauseas, como Zofran, causan efectos secundarios como: diarrea, dolores de cabeza, mareo, visión borrosa, espasmos de músculos, erupciones, fiebre y estreñimiento (solo para nombrar algunas), se puede deducir que terapias basadas en THC son una opción mucho más segura.

#3.) Protege las células cerebrales
 Uno de los mitos más grandes que rodea el cannabis es que mata células cerebrales; la ciencia sabe que esto no es verdad. La locura asociada al consumo  llevo a mucha gente a pensar que el cannabis generaba una reducción de estas células. Sin embargo la realidad es otra.

Mientras que muchas drogas son neurotóxicas, el THC es considerado un neuroprotector; esto significa que protege al cerebro de daños. Muchos no estarán de acuerdo con esto pero aquí hay un ejemplo extraordinario: un estudio del 2014 encontró que la gente con THC en su sistema tenían un 80% menos de probabilidad de morir por lesiones traumáticas en la cabeza que aquellos que no lo tenían en su sistema.

#4.) Ayuda efectiva para el sueño
Si tienes problemas para dormir, investigaciones demuestran que el THC también puede ayudar con esto. Pruebas realizadas en la década de los 70s demostraron que dosis orales de cannabinoides ayudaban a los insomnes a dormir más fácilmente.
Y eso no es todo. Investigaciones recientes sugieren que el THC puede ayudar con la respiración así evitando interrupciones al dormir. Una avance para aquellos que padecen de apnea.

#5.) Ayuda a tratar el TEPT
Se estima que un 8% de norteamericanos (24.4 millones de personas) sufren de TEPT. Para poner esto en perspectiva, es el mismo número que la población de Texas. Los síntomas de TEPT incluyen agitación, ansiedad severa, depresión, insomnio, pesadillas y aislamiento social -puede ser una condición paralizante.

El THC ha sido demostrado como un tratamiento opcional muy efectivo contra el TEPT. Algunos psiquiatras afirman que es el único tratamiento contra esta condición. Estudios demuestran que el THC alivia casi el 100% de los síntomas relacionados con TEPT incluyendo agitación, depresión, insomnio, flashbacks y pesadillas. Esto podría significar un cambio de 180º para muchos de los que sufren de ello.

Todo lo que se necesitaría es acceso seguro al cannabis y guía direccional para saber como usarlo mejor.

#6.) Promueve el crecimiento cerebral
Créanlo o no, los beneficios del THC para el cerebro podrían ser más importantes de lo que se creía. No solo protege las células del cerebro sino que estimula el crecimiento del mismo.

¿Cómo funciona esto?
El THC activa en nuestro cerebro el “Receptor CB1”; esta estimulación promueve el proceso conocido como potenciación a largo plazo que mejora nuestra habilidad cerebral para aprender. Científicos también han encontrado que, como el CBD, el THC causa que las células cerebrales del hipocampo crezcan.

Algunos estudios incluso dicen que el THC puede proteger las memorias espaciales. Es por esto que pequeñas dosis de cannabis pueden tratar e incluso ralentizar enfermedades como el Alzheimer.

#7.) El THC aumenta el apetito
El cannabis también puede ayudar a mejorar la digestión. Condiciones como HIV, desordenes alimenticios, hepatitis y demencia pueden generar una perdida del apetito.  Esto lleva a la desnutrición y otras condiciones degenerativas; el THC es conocido por incrementar el apetito.

Según diversos estudios se ha encontrado que el THC interactúa con los mismos receptores en el hipotálamo que sueltan la hormona ghrelina, que estimula el hambre. Es más, en algunos casos, se ha visto que el THC hace que la comida sepa mejor.

Mientras algunos han descrito este efecto “munchies”, en realidad hay algo más científico detrás de eso. Bajo una dirección correcta los efectos que inducen el hambre bajo el THC pueden dramáticamente mejorar la calidad de vida.

Curiosamente algunos tipos de cannabis pueden suprimir el apetito lo cual es una ventaja para muchas personas.

#8.) Mejora los sentidos
Muchos pueden estar en desacuerdo con esto, no verlo como un beneficio de la salud pero no se puede negar que por miles de años los componentes psicoactivos han sido disfrutados por muchos. Diferentes culturas a través del mundo han incorporado esta planta en sus ceremonias espirituales y rituales.

Si es que se controla el uso el cannabis puede dar múltiples beneficios; desde revelaciones que cambian la vida, a aumentar la creatividad a descubrimientos personales. Para muchos el THC proporciona un beneficio y alivio psicológico muy importante.

#9.) El THC es antibacterial
¿Sabías que una de las razones por la cual la planta de cannabis produce THC es para protegerse de los patógenos?

Como resultado el cannabinoide podría hacer lo mismo para humanos y animales. En un estudio de roedores recientemente publicado en PLOS ONE se descubrió que los ratones con dieta de THC cambiaban los microbios -a través del tiempo- en su barriga. En este caso particular el cannabinoide cambio los microbios de los ratones obesos más parecida a de los ratones más esbeltos.

En el 2008, en el MIT, se descubrió que algunos patógenos resistentes a los antibióticos sucumbían al THC.

De acuerdo con la U.S Center for Disease Control, Las infecciones resistentes a los antibióticos, contribuyen cada año a dos millones de enfermedades y a 23,000 muertes cada año.

Podrá esta componente en el cannabis ayudar? Sin duda vale la pena investigarlo

#10.) Antioxidante
El THC y otros cannabinoides son potentes antioxidantes; es una herramienta rejuvenecedora y anti estrés. Si es que una planta de cannabis se expone a la luz UVB, esta incrementa su producción de THC. Este tipo de luz genera estrés oxidativo en los humanos, contribuyendo de esta manera a el envejecimiento visible y otras enfermedades de la piel.

#11.) Antiinflamatorio
La inflamación es un tema actual en el mundo de la medicina. Pero, ¿por qué?

La inflamación crónica es considerada uno de los principales factores de riesgo para distintos tipos de enfermedades.

Depresión? Ahí se encuentra un componente inflamatorio.

Artritis? La inflamación contribuye al dolor, la rigidez, y a una salud pobre atreves del tiempo.

Muchos pacientes optan por el CBD para controlar las inflamaciones, sin embargo el THC tiene un roll importante. En algunas instancias el THC puede disminuir la producción de quimiocina y citosina en el cuerpo; estos son compuestos inmunes que pueden desencadenar la inflamación. Estudios pre-clínicos sugieren que también puede disminuir la inflamación al suprimir genes relacionados a respuestas inflamatorias.

Esto puede explicar porque tantos consumidores de cannabis encuentran alivio gracias al THC.

#12.) Broncodilatador
La salud respiratoria, no es a menudo la primera cosa que se piensa cuando consideramos los beneficios del THC, pero aunque muchos no lo crean el THC también abre las vías respiratorias en los pulmones.

En un estudio en 1975 se encontró la primera evidencia que los cannabinoides tienen la habilidad de aliviar ataques de asma; interesantemente, el estudio revelo que incluso si se fuma, calma los patrones del asma.

Muchas empresas biofarmaceuticas están experimentando con medicamentos a base de cannabis para serias condiciones como asma y COPD. Otras ahondan en tecnologías de inhaladores que permitirían a sus pacientes consumir dosis de cannabis sin necesidad de combustionar. Sin embargo, los componentes psicoactivos pueden no ser los únicos compuestos del cannabis que puedan ayudar a los pulmones. Las partículas tipo terpeno y pineno, pueden realzar el efecto broncodilatador en el TCH.

El pineno, como se puede entender en su nombre, es una molécula de aroma que proporciona el olor a pino, este componente en altos niveles, proporciona una mejora a las enfermedades bronqueo pulmonares.

#13.) Potencial agente antitumoral
Aunque el cannabis no sea una cura mágica si podría cambiar el panorama para pacientes con cáncer.

El cannabis está haciendo que el terreno de la investigación del cáncer, de un giro. En recientes estudios, hechos en laboratorios y a animales,  se ha encontrado que esta hierba mata a las celular cancerígenas en distintas formas.

Mientras varios cannabinoides muestran ser un potencial anti-cáncer, el THC es uno de los principales.

El Dr. Gregory Smith, graduado de Harvard, explica el por qué en sus cursos, donde toca temas sobre las nuevas evidencias que sugieren que el cannabis, y sus compuestos tienen un fuerte potencial anti- cáncer.

También, menciona tres formas distintas en que el cannabis afecta al cáncer.

La primera es a través de un proceso denominado apoptosis que es una función inmune que hace que las células se auto destruyan cuando están dañadas o enfermas. La apoptosis, indica a las células cancerígenas a auto destruirse , es literalmente una llave que abre una cerradura y narra la muerte celular”, dice el Dr. Smith.

Pero eso no es todo, en los laboratorios, se ha descubierto que los cannabinoides pueden impedir que los tumores formen vasos sanguíneos. Esto básicamente priva a las células cancerígenas de ser alimentadas y de recibir oxígeno. Dicho de otra forma, las células enfermas se auto eliminan y los componentes del cannabis detienen la metástasis.

Estas reacciones son conocidas y el THC es el que contiene el mayor efecto anti-cáncer.

#14.) Relajante muscular
¿Alguna vez probaste cannabis y tuviste sensación de sueño y el cuerpo pesado?

El THC y algunos terpenos complementarios, en ciertas variedades de cannabis, pueden ser los responsables. Es bien sabido que los cannabinoides tienen propiedades relajantes en los músculos. Esta cualidad, es quizás, en parte la razón por la que el compuesto es tan beneficioso para los pacientes con enfermedades como la esclerosis múltiple, que suelen experimentar rigidez muscular, dolores y calambres.

De hecho, ya en el Mercado, en unos 30 países, existe una medicina a base de cannabis que se utiliza para detener estos síntomas. Esta medicina, Sativex, contiene ambos componentes THC y CBD.

Mientras se cree que el THC tiene propiedades relajantes, la capacidad de la molécula para aliviar los calambres y la tensión podría ser mejorada por ciertos compuestos aromáticos en la planta.

Algunos expertos sugieren que mirceno, una molécula aromática del terpeno, puede también contribuir a la sensación de cansancio y cuerpo pesado que a veces se produce luego de el consume de cannabis.

#15.) THC es anticonvulsivo
En el mundo de la epilepsia el CBD es el que por lo general se lleva los créditos.

El CBD, que es un pariente no-intoxicante del THC, y este cannabinoide ha logrado reducir la actividad convulsiva en ensayos clínicos. Sin embargo, muchos se equivocan al pensar que el THC no contiene también propiedades anticonvulsivantes.

Los estudios sobre las propiedades anti convulsionantes  del THC han sido parcialmente interrumpidos debido a los altos intereses por el CBD. De igual manera, investigaciones recientes sobre cannabinoides nos cuentan una historia distinta.

Estudios realizados en la década de 1970 se encontró que los compuestos psicoactivos redujeron exitosamente las convulsiones en modelos animales, incluidos los primates.

Un pequeño estudio realizado en 1940 reveló que el tratamiento con THC reduce las convulsiones en dos de cada cinco niños epilépticos que no respondían al tratamiento convencional.

En esta fase temprana de la investigación, la eficacia del THC fue el 100% todo el tiempo?

No

Sin embargo, estas investigación sugiere que sin duda vale la pena aprender más acerca de los cannabinoides.

Si estas de acuerdo que la gente merece acceso a todas las partes de la plata de cannabis, por favor comparte este artículo con amigos y seguidores. Juntos podemos extender el mensaje de la educación del cannabis.

Fuente: https://www.green-flower.com/articles/219/8-amazing-benefits-of-thc