La Semilla de Cannabis Gotas de Esperanza

Francesca Brivio Grill.
Peruana, comunicadora, actriz, activista y madre.

Mi nombre es Francesca Brivio, soy comunicadora, actriz, activista y madre de tres.

Mi droga por elección es la esperanza, mi medicina el cannabis. Creo en la importancia de salir de la zona de confort, que es donde dicen ocurre la magia. Creo en que no podemos esperar a que “alguien” venga a hacer los cambios que queremos . Nosotrxs somos alguien, nosotrxs podemos hacer y ser, esos cambios.

Tengo una enfermedad en la sangre de las denominadas raras.*
Gracias a lo extraño de mi enfermedad y al poco interés de muchos médicos, tuve que buscar por mi cuenta respuestas para tener calidad de vida, no me conformaba con solo estar y rendirme no era una opción.

Después de haber tratado con muchísimas otras medicinas sin el éxito deseado, con rituales menos convencionales; decidí investigar profundamente sobre el cannabis medicinal como terapia. Busqué sobre el tema en las redes y encontré cosas muy vagas, no sabía si eran de fiar. Si es que no tienes a alguien que te lleve a fuentes confiables, puedes encontrar muy mala información.

Luego se hizo público que quería probar con aceite de cannabis y se abrieron muchas puertas.

No quería que más gente se sienta tan desolada como muchas veces me sentí.

Tres maravillosas mujeres me regalaron un par de botellitas y gente seria que estaba dando tratamientos con cannabis, que hacía aceite, otrxs que importaban (contrabandeaba sería lo correcto decir), pacientes, médicos, químicxs; se contactaron conmigo, y/o me fue más fácil acceder a ellos.

 

Por la prohibición del cannabis medicinal perdimos años en investigación y del uso mismo de la medicina. Cuánto sufrimiento se podría haber evitado, cuántas vidas haber salvado, cuántxs aún estarían por acá. El oscurantismo cuesta vidas. No son resfríos de los que hablamos, son cosas crónicas y/o terminales. La desinformación y el difícil acceso a la salud nos mata.

 

Noté rápidamente que el estar informada, me empoderó, y para alguien afectado por una enfermedad, eso es importantísimo. Al tener información empecé a sentir que recuperaba el control de mi vida. Entendía más, me sentía más segura al tener contacto con otras personas que estaban instruidas respecto a ese tema; sentí confianza, y lo más importante; sentí esperanza.

 

No quiero que más gente se sienta desamparadx como muchas veces me sentí al no tener la información adecuada, al tener un Estado ausente, al no poder comprar la medicina o recibir la atención debida.

 

Quiero hacer lo que esté en mi alcance para que ni un paciente que quiera intentar con cannabis medicinal, se sienta tan desorientadx y abandonadx como alguna vez me sentí. Quiero que todos puedan encontrar la información y el apoyo necesario.

 

Quiero acompañarles en el proceso y que sepan que no están solxs, estamos juntxs.

 

 

 

Lee mis columnas en SOPHIMANÍA.PE

  • Mastocitosis Sistémica: Aprendiendo a vivir con esta rara enfermedad. Ver más
  • Mastocitosis Sistémica: Te puede matar de hambre. Ver más
  • El Cannabis me devolvió a la vida. Ver más